Las nauseas matutinas del embarazo y la Hiperémesis Gravídica

Blog, the mommy papers -

Las nauseas matutinas del embarazo y la Hiperémesis Gravídica

Muchas mujeres embarazadas, cerca de un 80% para ser exacta, pueden sufrir de cierto grado de nauseas durante las primeras semanas de gestación. Esto se debe al pico hormonal de la B-hCG, hormona del embarazo, y debe disminuir alrededor de la semana 14, cuando los niveles de esta hormona empiezan a disminuir gradualmente.

 A diferencia de lo que el nombre sugiere, las nauseas matutinas pueden en realidad ocurrir en cualquier parte del día. Incluye síntomas tediosos, que pueden variar desde nauseas leves, hasta vómitos frecuentes, pero es importante recordar que es normal, y que no implican ningún daño para el bebé.

 ¿Cómo puedes combatir las nauseas del embarazo?

  • Come comidas pequeñas a menudo; un estómago vacío empeora las nauseas
  • Elige comidas ácidas, como rodajas de naranja o pastillas de limón; esto parece disminuir las nauseas
  • ¡Toma agua para dos! Es importante mantenerse bien hidratado
  • Evita acostarte justo después de comer; retrasa el proceso de digestión y empeora las nauseas y ganas de vomitar
  • Disfruta de olores o esencias placenteras; oler sustancias como menta o limón pueden mejorar los síntomas de las nauseas
  • Enfócate en descansar; dormir bien durante la noche, hacer ejercicios y salir al aire libre mejoran tu salud y la del bebé, y además, mantienen las nauseas controladas

 Aunque sufrir de nauseas matutinas se considera una parte normal del embarazo, nunca debes ignorar algún síntoma que sea preocupante. Conversa con tu médico si:

  • Eres incapaz de alimentarte debido a las nauseas/vómitos
  • Estás perdiendo peso
  • Vomitas con sangre o tienes dolor abdominal
  • Tienes fiebre
  • Tienes dolor o ardor al orinar

 

Entendiendo como son las nauseas matutinas regulares asociadas al primer trimestre del embarazo, hay otro tema que es importante conocer y poder identificar: la Hiperémesis Gravídica.

La hiperémesis gravídica es una condición de la mujer embarazada, en donde los síntomas de nauseas y vómitos son mucho más severos que lo usual. Estos pueden llevar a pérdida de peso y deshidratación grave. Aunque la causa específica no se conoce, se cree que tiene que ver con altos niveles de la hormona B-hCG. Esto puede ocurrir en embarazos gemelares, o en algunas condiciones patológicas, como la enfermedad del trofoblasto.

Para mejorar este tipo de nauseas, los tratamientos son un poco más radicales, y a veces hay que hospitalizar a la mujer. Algunas terapias incluyen:

  • Hidratación intravenosa con corrección de electrolitos
  • Medicamentos
  • Soporte nutricional

 

Es importante reconocer las diferencias entre las nauseas matutinas normales, y la hiperémesis gravídica, para de esa forma saber cuando debes buscar atención médica. Además, debes saber que tanto las nauseas del embarazo, como la hiperémesis gravídica pueden impactar tu salud emocional, y que no debes pasar por alto conversar sobre cómo te sientes. Lo bueno es que ambas condiciones desaparecen eventualmente con el fin del embarazo, y los recuerdos quedan opacados por la nueva felicidad de ser madre.

 

 

Sobre la Autora: Carole Healy está cursando su último año de medicina, le apasionan las ciencias de la salud y sobre todo, educar.  Puedes seguirla en su cuenta de Instagram @Meditalks dónde constantemente comparte datos e información importante sobre salud.

 

 

 

 


Dejar un comentario